Todo propietario quiere alquilar su propiedad al inquilino perfecto, y todo inquilino quiere encontrar la casa de sus sueños.

Todos tenemos gustos y personalidades diferentes pero, dejando a un lado los estilos decorativos, sí que tenemos en común querer una casa bien iluminada, ordenada, acogedora y con las mayores facilidades posibles. Con estos consejos llamarás la atención de tu potencial inquilino y conseguir alquilar tu propiedad en el menor tiempo posible:

– Iluminación: una estancia bien iluminada nos ayuda a favorece el espacio de las habitaciones de la casa. Si la luz natural es uno de los fuertes de tu propiedad sácale partido recibiendo las visitas con las cortinas abiertas o entreabiertas (y si es posible en las horas donde entre más luz) además de dejar las luces encendidas para las visitas.

– Pintura: Si te has pensado en darle un “lavado de cara” al piso y te lanzas a pintarlo antes de venderlo, te recomendamos apostar por la pintura blanca o colores pastel ya que hace que es espacio parezca más grande.

– Estilo neutro (pero personal): a la hora de decorar no te vayas hacia tendencias demasiado llamativas como los colores flúor, artículos de decoración con estilo pop o estampados tropicales, apuesta por una decoración neutra pero personal, para facilitar a las visitas que puedan imaginarse viviendo en esa casa. Para ello dejar algunas revistas en la mesa del salón, llenar los jarrones con flores o decorar con plantas reales son algunos trucos fáciles de incluir en cualquier hogar. Si quieres dar un toque aún más acogedor, deja un tarro transparente con galletas dentro o un frutero con una selección de frutas coloridas.

– Cocina equipada: ofrecer un inmueble donde la cocina está medio equipada echará para atrás a los futuros inquilinos al verse que tienen “tareas” pendientes que, además de tener que contar con ese desembolso extra, es una tarea que a casi nadie agrada, por lo que a la hora de retirar electrodomésticos, plantéate dejar los más grandes en el inmueble.

– El sofá y la cama son la clave: un sofá que no es aparenta ser cómodo o que está desgastado puede ser una buena razón por la que los potenciales inquilinos no quieran instalarse en tu inmueble así que cuida los detalles y decora el sofá con alguna manta suave y cojines que inviten a sentarse. La cama también debe ser acogedora por lo que elige bien la funda del nórdico (aunque enseñes el apartamento en verano no enseñes una cama sin nórdico) y compleméntala con una manta en los pies y unos ‘maxi’ cojines.

– Si tienes terraza, habilítala: la terraza es un punto extra para cualquier visita. Sea invierno o verano no podemos evitar imaginarnos cenando fuera en las noches de verano así que no la dejes vacía y con una mesa, un par de sillas y una planta harás que los invitados tengan ya en mente el primer día que inaugurar la terraza. Si quieres decorar más la terraza con luces, manteles, etc, te contamos más claves aquí.

Con estos trucos la Agencia Negociadora del Alquiler garantiza que más te vale tener la copia de las llaves y el contrato preparado porque el sello de ‘Rented’ estará al caer.