Hoy en día para alquilar o vender una vivienda es obligatorio contar con un certificado energético. Este acredita que la vivienda ha sido revisada por un técnico competente que ha comprobado su grado de eficiencia energética. Sin embargo, dependiendo del tipo de inmueble que sea necesitarás solicitar un tipo u otro certificado. Existen varios en función de si es para un edificio completo, una parte del mismo, un local comercial… Te contamos con detalle cuáles son los diferentes tipos de certificados energéticos que existen:

Certificado energético de edificio completo

Para este, es necesario que todo el inmueble se destine al mismo fin. Si es para viviendas, el técnico tomará los datos del inmueble, su entorno, instalaciones y del mayor número de viviendas posible. Si es para oficinas, se tendrán en cuenta otros aspectos como el consumo en iluminación. Esta fórmula permite recudir los costes de la certificación.

Certificado energético de vivienda

Cuando la certificación es por vivienda, cada propietario tendrá que encargarse de gestionar su propio certificado energético si quiere vender o alquilar. El técnico tendrá en cuenta aspectos como la orientación, el tamaño o las reformas ejecutadas. El proceso para obtener el certificado es similar si se hace de forma conjunta o individual; aunque la primera opción es más económica. Sin embargo, la realidad es que muchas comunidades no se ponen de acuerdo y son los propietarios quienes de forma particular gestionan la solicitud del certificado de su vivienda.

Certificado de eficiencia energética para un local comercial

Los locales también deben contar con un certificado energético antes de solicitar la licencia de apertura. El inspector tendrá en cuenta, especialmente, la iluminación ya que las luces suelen estar encendidas todo el día. Las tasas de este certificado suelen ser las más elevadas.

Certificado de eficiencia energética para obra nueva

Cualquier nuevo edificio debe tramitar el certificado de eficiencia energética y hacerlo en dos fases: cuando se redacte el proyecto que se enviará al ayuntamiento para obtener licencia y cuando se haya terminado la obra. Este documento será imprescindible para que los compradores puedan adquirir la vivienda. En la Agencia Negociadora del Alquiler gestionamos de forma gratuita el certificado energético de tu vivienda si contratas nuestros servicios de gestión del alquiler. Déjalo todo en nuestras manos y despreocúpate.