El tema de las pequeñas reparaciones en viviendas de alquiler genera mucha controversia. ¿Quién debe hacerse cargo?, ¿el arrendador o el inquilino?, ¿qué criterios se deben seguir para establecerlo?. La Ley de Arrendamientos Urbanos es muy ambigua al respecto. En este artículo daremos algunas pautas generales para establecer quién debe hacerse cargo. Partimos de la premisa que cualquier deficiencia que surja en una vivienda arrendada, que se produzca por el uso y desgaste ordinario ocasionado por el paso del tiempo, debe asumirla siempre el arrendador dentro de su deber de conservación de la vivienda. Ya que los inquilinos pagan una renta para que todo funcione correctamente, salvo que las defiencias sean causadas directamente por ellos. Sin embargo, la Ley también indica que éstas deficiencias cuando sean pequeñas reparaciones pueden ser imputadas a los inquilinos, ¿que se entiende por pequeñas reparaciones? La Ley es ambigua en este aspecto, no lo indica de forma clara. Por tanto, ¿qué criterios debemos seguir?

¿Qué dice la jurisprudencia y los tribunales al respecto?

La jurisprudecia y los tribunales tampoco ha sido clara y unánime en este aspecto. A continuación vamos a señalar una serie de criterios sobre los que establecer quién debe hacerse cargo de las pequeñas reparaciones, según algunas sentencias:
  • Según la cuantía económica de la reparación: Cuánto ha costado la reparación.
  • Según el factor tiempo: En qué momento del arrendamiento se han producido las deficiencias.
  • Según la habitualidad con la que se usa el elemento deteriorado y la intensidad de su uso.

¿Cuándo se le puede imputar al inquilino las pequeñas reparaciones?

  • Cuando los inquilinos no adviertan a los propietarios de la aparición de deficiencias y éstas se agraven con el paso del tiempo.
  • Cuando los inquilinos no comuniquen una deficiencia que no existiera en el inicio y que se presente en la finalización del contrato

Hacia una mayor regulación sobre las pequeñas reparaciones en viviendas de alquiler

Sin duda, el tema de a quién le corresponde hacerse cargo de las pequeñas reparaciones en una vivienda arrendada entraña una enorme complejidad. Según palabras de José Ramón Zurdo, abogado especializado en arrendamientos y Director del área jurídica de la Agencia Negociadora del Alquiler: “El complejo tema de determinar, en cada ocasión, a quién corresponde hacerse cargo de la pequeña reparación se podría minimizar con una regulación más exhaustiva que evitara dar lugar a la interpretación de la Ley”. José Ramón Zurdo nos lo cuenta en este audio:

¿Prácticas el tranquiler?

El tranquiler es un sistema de gestión de alquiler seguro de viviendas mediante el cual la Agencia Negociadora del Alquiler se responsabiliza de todos los aspectos que conlleva alquilar una vivienda. El pago de las rentas directamente a los propietarios y la gestión íntegra de todo el proceso de alquiler. Además ofrece sin coste, a los propietarios, el certificado energético de su vivienda en alquiler.