¿Qué pasa con la vivienda arrendada cuando se rompe un matrimonio?

En numerosas ocasiones, cuando una pareja vive en régimen de alquiler y decide terminar su relación, uno de los dos cónyuges decide desistir del contrato de arrendamiento, mientras el otro se queda con la vivienda arrendada. 02F19455 Si hay una sentencia o convenio de separación o divorcio, en este documento puede aparecer una decisión judicial al respecto que deberá ser comunicada al arrendatario en el plazo de dos meses desde que se notifica la resolución. De ser así, el cónyuge al que se le haya atribuido la vivienda, puede continuar en la misma hasta que se cumpla el plazo pactado en el contrato de arrendamiento, con todos los derechos y deberes. Para que el arrendatario no pierda garantías en caso de que quien se marche sea el inquilino más solvente, una solución es que en el contrato el arrendatario que abandona la vivienda se convierta en avalista del conyugue que se queda.

0 Comentarios

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    Consulte la política de privacidad y nuestro aviso legal

    ACEPTAR
    Aviso de cookies