¿Alquiler sin riesgo? Sí, mediante una agencia

Cerca de un 15% de los inmuebles existentes en España están vacíos. Es la conclusión del último Censo de Población y Viviendas elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para el conjunto nacional. En términos absolutos, este porcentaje se traduce en casi tres millones de viviendas sin ocupar. En este contexto, las dificultades de acceso a un hogar en propiedad í la tasa de paro supera todavía el 20% en el territorio español y se situó en el 23,67% al cierre del tercer trimestre de 2014 – hacen del alquiler una opción en auge. Así, estas circunstancias animan a muchos propietarios a ofrecer su piso o casa para arrendar.

Es en el momento de tomar esta decisión cuando valorar los beneficios de una agencia profesional puede suponer la diferencia entre un alquiler sin riesgo – suponen una garantia de alquiler í o asumir el peligro de, a título particular, encontrarse, por ejemplo, con un inquilino que no cumple las condiciones acordadas. En este sentido, los principales beneficios de una entidad especializada en estas transacciones son: – Primero, se estudia al potencial inquilino. Es decir, el propietario sabe en todo momento quién es la persona que ocupará su vivienda y también si es o no solvente. Una agencia especializada estudia la capacidad económica del cliente y su fiabilidad, evitando que el propietario tenga que ocuparse de este trámite. – Visualización y publicidad. Resulta más difícil dar a conocer la oferta de un alquiler para un particular que para una entidad especializada. La agencia conoce cómo y cuándo anunciarse para llegar al público objetivo. – Adaptación completa a la legislación vigente. En materia de vivienda, las leyes aplicables en distintos territorios o momentos pueden ser distintas. En este sentido, los profesionales de una agencia mantienen un control actualizado de estas normas para que todas las cláusulas de un contrato guarden consonancia con lo que dicta la legislación. Evitan así que, sin saberlo, un propietario pueda incurrir en ilegalidades. – Asesoramiento en la firma del contrato, pero también después. Además de durante la propia búsqueda del inquilino, así como en la redacción del contrato, una agencia de alquiler realiza un seguimiento posterior de este. Así, sus profesionales asesoran al propietario en cualquier gestión con el inquilino y, a modo de intermediario, evitan que el arrendatario dedique esfuerzo a solucionar posibles incidencias del día a día. – Ahorro de tiempo. Como consecuencia de todo lo anterior, cuando un propietario acude a una agencia especializada está ahorrando tiempo, al delegar un amplio número de trámites en agentes expertos en la materia. En conclusión, la agencia es la opción para todos aquellos que desean aprovechar una vivienda que no utilizan en un determinado momento sin asumir riesgos innecesarios. Supone, en definitiva, el alquiler garantizado.

0 Comentarios

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    Consulte la política de privacidad y nuestro aviso legal

    ACEPTAR
    Aviso de cookies