La garantía de alquiler y los beneficios de alquilar a través de una agencia

A la hora de alquilar un piso, el arrendador busca contar con el mayor número de seguridades posibles. Inquilinos poco adecuados, imprevisión en los pagos, falta de solvencia en ciertos momentos, etc. Lo que empezó siendo una magnífica idea para incrementar los ingresos mensuales, puede llegar a convertirse en una pesadilla. Por eso es importante contar con ciertas garantías de pago, bien a través de la firma de seguros contra impago o con cualquier otra fórmula jurídica admitida.

garantia-alquiler
Alquilar seguro y con garantías es una de las realidades que ofrece El Tranquiler, el mejor sistema de alquiler del mercado del alquiler para propietarios
Alquilar un piso a través de una agencia tiene muchas ventajas. Seguramente las más evidentes sean las de carácter práctico y legal: 1. La agencia evita al arrendador la inmersión en interminables jornadas de papeleos y selección entre los candidatos. Contratos, seguros, actualizaciones registrales y demás situaciones análogas son perfectamente gestionados por la agencia, en lo que supone un enorme ahorro de tiempo (y, en muchas ocasiones, dinero) para el arrendador. 2. Quizás la ventaja más importante de contratar una agencia es que esta puede comprobar la solvencia de los inquilinos y prevenir posibles malas experiencias de cara al futuro con el pago de las mensualidades. Es una de las mejores formas de obtener una garantía de alquiler para el arrendador. También supone una ventaja para los inquilinos solventes, puesto que con estas previsiones se elimina la competencia “poco realista” de personas que después no pueden sostener su propio alquiler, con lo que la demanda sobre los pisos es menor y resulta más sencillo encontrar el lugar adecuado. 3. Además hay ciertas agencias de alquiler que van un paso más allá y sostienen sus propias garantías para evitar situaciones indeseables para el arrendador, abonando al propietario su alquiler aunque el inquilino no pague. 4. La firma del contrato a través de una agencia es también una ventaja, ya que la agencia asesorará a ambas partes en los aspectos fundamentales de este. Así, se evita que se pierda una firma importante por el desconocimiento legal en cláusulas que pudieran estar incumpliendo las normas. En este ámbito, la agencia proporcionará una gestión adecuada y un consejo certero sobre los aspectos legales y prácticos que surjan durante la duración del contrato. También para el inquilino será la mejor opción, ya que de esa forma se asegura que la oferta es clara y veraz, y que los pisos se encuentran en buenas condiciones. Como se puede apreciar, la idea es que el propietario no tenga que ocuparse de nada, facilitando al máximo el proceso de alquiler, para conseguir, de esta forma, una mayor satisfacción para ambas partes. Negociar los arrendamientos con una agencia de alquiler, tanto si se es el propietario como el inquilino de una vivienda, es la forma más segura y satisfactoria de afrontar este tipo de contratos.

0 Comentarios

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    Consulte la política de privacidad y nuestro aviso legal

    ACEPTAR
    Aviso de cookies