4 consejos para ser buen inquilino

El proceso de encontrar una vivienda es algo tan importante como difícil. Hay muchos factores que influyen en poder encontrar un lugar que nos guste para vivir, desde la suerte hasta nuestro poder adquisitivo. Sin embargo, lo más importante es intentar ser la mejor versión de nosotros mismos como inquilinos cuidamos. ¿Cómo? Prestando atención a algunos detalles, de sentido común, que resumimos a continuación:

La seriedad es la mejor carta de presentación

Una vez encontrada una vivienda que nos gusta, es el momento de organizar una visita con la agencia/propietario. Este momento es uno de los más importantes del proceso de búsqueda de casa, aunque muchas veces se infravalore. Al fin y al cabo, se trata del primer contacto con la que puede ser nuestra vivienda durante mucho tiempo y la primera impresión con la persona responsable del arrendamiento. Las sensaciones generadas en ese momento pueden ser muy condicionantes. Es importante recordar, en este paso, conocer bien los detalles específicos del inmueble de cara a hacer las preguntas adecuadas, así como ser respetuosos y educados.

La responsabilidad como bandera

Un buen inquilino debe caracterizarse, primordialmente, por su sentido de la responsabilidad en todos los aspectos: el comportamiento vecinal, la relación con el propietario, los pagos de las rentas mensuales y de los suministros contratados….

Estabilidad = buen inquilino

Además de la responsabilidad, algo que un arrendador valora sobremanera es la sensación de estabilidad que le puede aportar un inquilino serio. Esto se debe principalmente a que encontrar un buen inquilino es un proceso tan exigente y con tanto desgaste como encontrar vivienda. Es por eso que tener al propietario al corriente de tus planes de futuro, de cara a que sienta que no va a tener que buscar inquilino en mucho tiempo, suele sumar muchos puntos.

Cuida del inmueble

Muchos propietarios piden visitar la casa periódicamente para comprobar qué uso se está haciendo de ella. Al fin y al cabo, es su inmueble. Siendo así, se espera de un inquilino que cuide de la vivienda, manteniéndolo limpio y en buen estado. Parte de lo que implica alquilar una casa es hacer un uso responsable de ella y mantenerla en el mejor estado posible. Gracias a estos pequeños consejos, podrás convertirte en el candidato perfecto que todos los arrendadores buscan y, así, tener más posibilidades de conseguir la casa de tus sueños. Si por otra parte eres propietario, ahora también sabes los detalles a los que estar pendiente cuando buscas nuevos inquilinos. Y si quieres olvidarte de todos esos problemas: practica el tranquiler. Contacta con la Agencia Negociadora del Alquiler y te explicaremos cómo podemos ayudarte a encontrar el inquilino perfecto… y mucho más.

0 Comentarios

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    Consulte la política de privacidad y nuestro aviso legal

    ACEPTAR
    Aviso de cookies